01 febrero, 2010

Ermita de San Lorenzo de Cortina (Llaranes)



Artículo realizado por Rubén Domínguez, de 13 años.

LA ERMITA DE SAN LORENZO DE CORTINA (LLARANES VIEJO, AVILÉS)
La ermita de San Lorenzo de Cortina se halla emplazada en la zona más elevada del Llaranes antiguo (Avilés). Se trata de un templo de origen prerrománico, estilo del que conserva una ventana geminada del siglo IX-XI y varios restos de arcos de descarga, pero que su estructura actual data de los siglos XIII, XVIII y XX.
En la primera época tendría un cementerio adosado a los muros Sur y Este, testigo de ello son los 8 cadáveres encontrados en la excavaciones arqueológicas de 2002-2003 y que, probablemente, continúen este año 2010 en el interior del templo. En las del 2002-2003 también se encontraron la zapata de cimentación del edificio prerrománico, la zapata de cimentación del edificio actual, los restos de una sacristía de pequeñas dimensiones y varios restos numismáticos modernos y de cerámica.
Por último en el exterior, podemos observar una pequeña espadaña con campana hecha en Trubia con la llegada de ENSIDESA.
En el interior se encuentra un magnífico altar-retablo de trazo goticista con vides y espigas, símbolos de la eucaristía, y con tetrapétalas. Del original solo se conserva el sagrario, que fue guardado por algún vecino en su casa mientras duró la Guerra Civil española, tras la cual se realizaría el actual retablo. Su hornacina central la preside la Inmaculada, pisando la serpiente (símbolo del pecado) que fue realizada a mediados del siglo XX en Talleres Olot (Gerona). La peana derecha la ocupa una imagen de San José con el niño realizada en el mismo lugar y misma época que la anterior. La izquierda está presidida por una moderna imagen de San Lorenzo, realizada a finales de los 50 o principios de los 60 del pasado siglo XX. Pese a ser moderna es una obra de excelente calidad.
En la procesión de 2005 se reentronizaron en la ermita las imágenes de San Lorenzo (frutal) y San Antonio (nogal), realizadas en el siglo XIX en algún taller popular de la zona. Se encontraban profundamente deterioradas y fueron restauradas en el mismo año por Mónica Ruiz y Natalia Paíno respectivamente. Estas dos imágenes se encontraban detrás del retablo junto con unos pocos restos de otra imagen que debido a su mal estado no sé conoció advocación y no se restauraron.
En la ermita hay otras imágenes como un San Antonio de después de la Guerra Civil, de Talleres Olot. Una imagen de Santa Bárbara de mediados del siglo XX, un crucificado que necesita una restauración urgente y una imagen moderna de la Virgen de Guadalupe, donada por la feligresa Covadonga Vega.
A finales del 2006 se realizan en la ermita unas sencillas obras de pintado de techos y paredes, en las que, casualmente, la persona que realiza las obras descubre unas pinturas que, tras varias prospecciones, se certifica que están por toda la capilla (exceptuando la cabecera y parte inferior del resto de los muros debido a la pizarra que hay añadida) y que son geométricas.
Este año se pretenden continuar las excavaciones arqueológicas en el interior y en la zona exterior Este si se ve necesario. También se necesita una restauración integral para la ermita.

1 comentario:

ruben dominguez dijo...

Muchas gracias, Jose Manuel, de verdad.
Un abrazo